Encía con manchas o negras

septiembre 10, 2020 8:48 am Publicado por Deja tus comentarios

Cada persona tiene un color de encía diferente, al igual que el color de la piel, ojos etc.. no todo el mundo tiene el mismo aspecto cromático. Pero aun así se puede diferenciar una encima con manchas o un tono más oscuro, de otra que esté totalmente saludable.

¿Como detectamos una encía con manchas o enferma?

Lo primero que vamos a detectar si nuestra encía esta enferma será una despigmentación pasando a un color más balnco/rosado, o por lo contrario algunas infecciones llegan a potencias su color siendo más rojas de lo normal.

En este artículos vamos a hablar sobre las encías con aparición de manchas, por lo que la manera de detectarlas será mucho más visual, este fenómeno se conoce como melanosis gingival. Se trata de un trastorno en el que los niveles de melanina ( el color de la piel, ojos, pelo etc..) en este caso presentes en la encía aumentan mucho, haciendo que ésta se torne de un color oscuro, incluso negro. Este cambio es completamente inofensivo. No representa ningún problema para la salud de la persona.

Causas de tener la encía con manchas

Uno de los mayores causantes de este color es el tabaco, que no solo afecta a nuestros dientes, ya que nuestra encía actua de protección contra las toxinas y las altas temperaturas del cigarrillo. Por ello cuanto más se fume, mayor será el nivel de melanocitos que se desprende, por lo tanto mayor será el color oscuro.

Por implantes o restauraciones de piezas dentales, estos tratamientos pueden presentar los conocidos tatuajes por amalgama que se manifiestan por tener un aspecto de manchas parduzcas en cualquier zona de la boca. La solución en este caso sería retirar la restauración de amalgama y sustituirla por una de resina o composite.

Solución para la encía con manchas

Se puede hacer mediante la Microabrasión, eliminando una capa superficial de la encía para eliminar la parte más oscura. Así se elimina la mucosa bucal afectada, dejando que se recupere poco a poco el aspecto original.

Con un bisturí, el objetivo es similar al anterior pero la técnica sería diferente y de cara al paciente puede ser agresivo ver un victurí.

Con Cirugía láser, lo más destacado es que no afecta como las dos anteriores también es capaz de reducir el sangrado cortando el paso de la propagación de la manchas para poder recuperara el color del paciente con el tiempo.